header blog

BlogEncuentra los últimos articulos sobre Conchita Vargas Lugo

Hola amigas y amigos, ¿cómo están? Hemos llegado al final de este 2016 y lo mejor que podemos hacer es comenzar el año sin cargas, porque esto nos permite ser libres. Perdonar es quitarnos una de las cargas más pesadas. Comencemos perdonándonos a nosotros. Nadie nos equivocamos a propósito, así que eliminemos las culpas para poder perdonarnos. Sé que en ocasiones lastimamos a algunas personas, pero nos salva saber que no fue con la intención de herirlas. Cuando identificamos que no fue intencional, la culpa se va y podemos liberarnos.

También es bueno perdonar a los demás y saber que el perdón a los otros es un regalo. Yo no digo que permitamos que nos lastimen, liberémonos de las personas que nos hacen daño. Por ejemplo, si alguien te golpea, no se trata de seguir dejando que te golpeen: ¡aléjate!, pero regala el perdón. Si te vas de donde te tienes que ir sin haber perdonado, te vas a marchar con amargura, y dice la Biblia que la raíz de ésta es muy difícil de quitar del corazón, es la más peligrosa. Tenemos que estar muy pendientes de que la raíz de la amargura jamás penetre en nuestro corazón, por eso tenemos que limpiarlo, tenemos que sanar el alma perdonando. No se puede disfrutar de la vida si no hemos perdonado, los regalos de ella vienen cuando damos el perdón, y hacerlo, es solamente una decisión.

Nadie está obligado a quererte. Si fuiste engañado, si te defraudaron; si no te quiso tu mamá, tu papá, o lo que sea que te haya pasado en la vida, no importa. Las personas que no nos amaron es porque no podían darnos lo que no tenían. Quienes nos agredieron estaban llenas de odio por algo que ni siquiera les hicimos nosotros, pero esa es la carga de ellos, son problemas de ellos, es la vida de ellos.

Quita las nubes negras que se hacen al no perdonar y así no habrá nada que te estorbe para voltear a ver a Dios. Cuando puedas mirar libremente al cielo y estar a solas con Él, dile: “Señor, gracias por haberme liberado al perdonar; gracias por mi vida, y gracias por tu amor”.

¡Que tengan un excelente 2017! Que el Señor los guarde y cuide su caminar. ¡Nos vemos el próximo año!

Contacto

Mantente en contacto conmigo a través del siguiente número telefónico, o bien envíame un correo electrónico y te responderé a la brevedad posible, gracias:
+52 442 467 20 88
conchitavle@gmail.com
x
libro concha v2
x