• Blog

La sequía y la abundancia

Hola amigos ¿cómo están?  Les voy a contar un cuentito:

En un pueblo, todos se dedicaban a cultivar árboles frutales. De repente vino una sequía muy grande: los árboles frutales, y todo, se acabó. Pero hubo una finca en donde los árboles seguían dando frutos, seguían verdes y dando la fruta que tenían que dar. La gente del pueblo fue a preguntarle al dueño de ese lugar por qué sus árboles seguían produciendo durante esa sequía tan espantosa. Él les dijo que desde que los había plantado había periodos en que los dejaba sin agua, obligándolos a que las raíces se fueran a buscarla a profundidad. Cuando veía que los árboles ya no aguantaban, les daba agua otra vez, y así fue un proceso de muchos años en donde obligó a los árboles, por falta de agua en determinado tiempo, a echar sus raíces a profundidad. Y en ese momento, que estaban en una sequía tremenda, los árboles ya no tenían ningún problema.

Creo que la vida es eso. A través de 62 años en numerosas ocasiones me quedé sin agua. Durante muchas sequías, mientras echaba raíces, pensé que no iba a salir de ahí. Pero, ¿saben una cosa?, hoy mis raíces son tan profundas que el agua ya no falta. Así que te dejo esta historia a ti, que estás pasando por alguna sequía, para que recuerdes que va a llegar un momento en que de verdad va a haber abundancia de agua, que no vas a necesitar nada más.

No olvides que cuando no hay agua tus raíces están yéndose a profundidad para tener después agua en abundancia y saber que valió la pena pasar por ahí. Les deseo lo mejor, que el Señor los guarde y los veo pronto. 

Contacto

Mantente en contacto conmigo a través del siguiente número telefónico, o bien envíame un correo electrónico y te responderé a la brevedad posible, gracias:
+52 442 467 20 88
conchitavle@gmail.com



Diseño & Desarrollo Studio Phi
x
libro concha v2
x