• Blog

¿Qué nos atora en el negocio?

Hola amigas y amigos, ¿cómo están? Como ya les he platicado con anterioridad, llevo más de trece años haciendo network marketing. A lo largo de estos años me he llegado a dar cuenta por qué algunas personas no tienen éxito en el negocio. La primera razón es que muchos no permanecen el tiempo suficiente, pues hay que quedarse para lograrlo. La segunda razón es porque hay quienes se sabotean mucho a sí mismos, y es necesario dejar de hacerlo para lograr todos nuestros sueños. Todos tenemos principios, valores, amistades, pero, ¿por qué en cuestión de dinero hay quienes se atoran tanto si es lo más barato de la vida? Esto es porque en ocasiones permiten que otras personas les metan la idea de que no pueden o de que no valen.

En mi caso, en la época en que fui madre soltera, te quemaban en leña verde. A mí me decían: “deja de decirle a tu hija que va a poder ir a la misma universidad que sus amigas”. Yo viajaba en transporte público, y me decían: “deja de decirle a tu hija que un día van a tener un auto”. Siempre que pagábamos renta, escuchaba: “deja de decirle a tu hija que un día vas a tener una casa…” ¿Sabes cuántas veces escuché?: “deja de decirle a tu hija, porque con lo que tú ganas no vas a poder”. Antes de eso yo era una soñadora empedernida, pero un día dije: “tengo que parar, a lo mejor todos tienen razón”. Y dejé de soñar, ya no le dije más cosas a mi hija; me volví más callada, triste; la alegría se me quitó.

Pasó el tiempo y un día escuché la historia de un pajarito que se le acercó a otro que estaba llorando. El primero preguntó al segundo el motivo de su llanto, y cuando el que lloraba volteó a verlo, se dio cuenta que no tenía un ojo. El primer pajarito, al ver que el otro no tenía un ojo, dijo: “con razón estás llorando”. Pero el que lloraba le contestó: “estoy llorando porque dejé que me sacaron el ojo, no porque me lo hayan sacado”. Cuando escuché este cuentito me dije: “¿qué hice que dejé de creer en mí?”. Puse un alto, dije: “no más, no voy a escuchar todo lo que me dicen”.

Tienes que dejar ese tipo de pensamientos, dejar de escuchar lo que te dicen, porque no te lleva a ningún lado. Quiero que saques al héroe que eres, capitalízalo, date un aplauso por todo lo que haces. Lo único que le falta a tu historia es el dinero, ¡lo demás ya lo tienes! Que el Señor te guarde y nos vemos pronto. 

Contacto

Mantente en contacto conmigo a través del siguiente número telefónico, o bien envíame un correo electrónico y te responderé a la brevedad posible, gracias:
+52 442 467 20 88
conchitavle@gmail.com



Diseño & Desarrollo Studio Phi
x
libro concha v2
x